Cooperación transfronteiriza

Declaración de Tui. Diluir la frontera

La frontera física entre Galicia y Portugal ya no existe. Las localidades fronterizas del Miño abordan el reto de crecer en cooperación, colaborando, haciendo de su emplazamiento, frente a frente, un valor de unión a través de infraestructuras de movilidad que potencien el flujo de personas entre las zonas urbanas, compartiendo servicios que generen eficiencia en su prestación y utilizando los antiguos elementos defensivos, recursos naturales, culturales y patrimoniales como elementos de atracción turística.

La estrategia de la Diputación se centra en buscar políticas, servicios que puedan ser diseñados y prestados de forma conjunta y coordinada y de los que se beneficie la ciudadanía de ambos ayuntamientos fronterizos. Esta estrategia conformará un plano de ámbito territorial en ambas márgenes del río Miño que tiene su encuadramiento en la estrategia conjunta bajo Miño-alto Miño dentro de la Eurorregión. Para ello se trabaja en la creación de una Asociación Europea de Cooperación Territorial (AECT) entre los 16 ayuntamientos del sur de la provincia y los 10 del norte de Portugal.

Coincidiendo con el aniversario del Tratado de Lisboa de 1668, por el que se firmó la paz entre España y Portugal, la Diputación de Pontevedra reunió, el 13 de febrero de 2016, en el Parador de Tui, a las alcaldesas y alcaldes de los ayuntamientos del río Miño gallegos y portugueses y a las investigadoras e investigadores y representantes sociales de la zona en un acto simbólico para potenciar la cooperación entre ambas   partes de la frontera. La reunión sirvió para firmar la Declaración de Tui, un documento que compromete a la institución provincial y a la CIM Alto Minho, organismo homólogo portugués, a seguir trabajando conjuntamente.