El Camino de Santiago

El Camino de Santiago: una historia por descubrir

El comienzo de las peregrinaciones a Compostela se remonta al año 820, fecha en la que supuestamente se hallan los restos del Apóstol Santiago, posteriormente resguardados en una pequeña iglesia que el rey Alfonso II el Casto manda construir.

Con el paso de los siglos el Camino de las Estrellas, como también se conoce el Camino de Santiago, se consolida. El papa Calixto II, tío de Alfonso VII de León, instituyó el Año Santo Jacobeo, en el que se consigue el perdón de todos los pecados, cuando la festividad de Santiago (25 de julio) coincide en domingo, lo que se conoce como "ganar el jubileo", objetivo de los peregrinos que llegan a la catedral compostelana.

La "Compostela" es un certificado en latín que justifica la realización del Camino. Esta distinción se otorga a los que recorren 100 kilómetros andando o bien 200 en bicicleta o a caballo. Se consigue presentando una credencial sellada una o dos veces al día en diferentes lugares del Camino. En los archivos de Pas de Calais se conserva un documento expedido el 1 de mayo de 1321 al francés Yves Le Breton que certifica la peregrinación a Santiago.

A la capital de Galicia se puede peregrinar a través de diversas rutas. La más conocida es el Camino Francés, que cruza desde la frontera pirenaica las comunidades de Navarra, La Rioja y Castilla y León hasta llegar a Galicia. También existen otras rutas, de las cuales cuatro discurren por As Rías Baixas: Vía de la Plata, Camino Portugués, Camino Portugués por la costa y la Ruta del Mar de Arousa y Río Ulla.

Última modificación: martes, 16 septiembre 2014