Viveiros de empresas de Barro-Meis e Lalín

Vivero de empresas de Barro

El vivero de empresas de Barro fue inaugurado el 25 de febrero de 2016 por la presidenta de la Diputación de Pontevedra, M.ª del Carmen Silva Rego. Su puesta en marcha fue posible gracias a la firma de un convenio entre la Diputación de Pontevedra y la Fundación INCYDE, en abril de 2013, para la construcción y el acondicionamiento de dos naves destinadas a la creación de viveros de empresas: una en el polígono industrial de Barro y otra en el polígono Lalín 2000. Estas actuaciones se financiaron con una ayuda del 80 % que la institución provincial recibió de la Fundación INCYDE, concedida por el FEDER, dentro del Eje 2 del Programa Operativo FEDER Galicia 2007-2013.

Los viveros de empresas son una estructura de acogida temporal de empresas pensada para introducirlas en el mercado, acompañarlas y prestarles determinados servicios adaptados a las necesidades de cada proyecto empresarial con la finalidad de, mediante una gestión sin ánimo de lucro, facilitar el desarrollo de iniciativas económicas de interés para la provincia. Constituyen unos espacios físicos en los que, combinando la oferta de locales y la prestación de otros servicios, la Diputación de Pontevedra, como responsable de su administración y gestión por un tiempo mínimo de 15 años desde su puesta en funcionamiento, cubrirá las necesidades básicas de pequeñas y medianas empresas y permitirá mejorar sus expectativas en los primeros pasos de su ciclo de vida.

El vivero de empresas de Barro cuenta con 16 naves, con una superficie variable de entre 54,75 m2 y 111,10 m2; 24 oficinas, con una superficie variable de entre 18 m2 y 25 m2; y cuatro salas de juntas de 37 m2 (tres de ellas destinadas a espacios coworking) y de uso común, dotadas de infraestructuras de iluminación, agua, electricidad, internet y zonas comunes.

La estancia de las empresas en las instalaciones comienza con la firma de un convenio con la Diputación de Pontevedra por el plazo de un año, que podrá prorrogarse anualmente hasta en dos ocasiones. El tiempo máximo de permanencia es de tres años.

La parcela en la que se localizan las instalaciones tiene una superficie total de 5.136,65 m2 y el edificio destinado al vivero de empresas cuenta con una superficie construida de 2.288,80 m2.